Eduardo Rojas Arquitectura Menú

Diseñar la arquitectura a partir del espacio público

Concurso Archicofradía de la Expiración

/

La ampliación de la casa hermandad de la Archicofradía de la Expiración integra la casa hermandad y una propuesta de mejora del espacio urbano desde el río Guadalmedina. Dicha propuesta incluye el sector del antiguo edificio de Correos, el sector de la casa de hermandad hasta el límite de la manzana en el sector oeste, donde se ubica un edificio de viviendas frente a la rotonda de la Avenida Andalucía.

Se generan dos espacios públicos alrededor del edificio y la iglesia. El primero se ubica en el sector sur-este, colindante con la fachada lateral de la iglesia San Pedro y en el acceso sur del edificio de la Hermandad. Este espacio público, importante al ser la salida de los tronos, se integra al patio de la iglesia y conecta con los demás espacios públicos, al norte, al este, y en franca proximidad con la fachada de la iglesia San Pedro. El segundo espacio público está situado en el acceso del edificio por el sector norte, limitando con la Avenida Andalucía. Este espacio conecta con la Alameda Principal, a través de un paseo arbolado, donde se encuentra el edificio que albergaba Correos. En el otro sentido, hacia el oeste, se plantea en esa zona una circulación arbolada hasta el final de la manzana.
Ambos espacios han sido pensados como generadores de actividades vinculadas a la Hermandad y, en general, a la ciudadanía. La ampliación de la casa de la hermandad ha sido diseñada a partir de estos espacios públicos.

Se ha considerado proponer un espacio central en el edificio que conecta, en dirección norte-sur, con los espacios públicos antes mencionados. Este espacio también organiza el edificio en su interior, generando hacia el exterior visuales con la iglesia y, hacia el interior, con los diferentes niveles y con el salón de tronos. Además genera articulaciones con el museo, flujos verticales y horizontales, vacíos y escalas interiores.

El proyecto nace como una propuesta pensada en una arquitectura bioclimática y termodinámica, que puede reconocerse en el uso de los materiales, las ventilaciones y el ahorro energético. El desarrollo definitivo del proyecto permitirá profundizar en esta estrategia sostenible de intervención.
Concurso realizado en equipo con los arquitectos José Luis Bustamante Ibáñez,y Santiago Dorao García